martes, 26 de marzo de 2013

i-Land

i-Land: NAVEGANDO HACIA NUEVAS ISLAS METÁLICAS.

Un cantante, en la ciudad de Las Palmas, está a punto de entrar a un local alquilado para ensayar  con su banda. Se trata de Fasur, un versátil camaleón del ritmo, un estudioso del cambio de disfraz musical, el cual es capaz de adaptarse a muchos estilos como ya hizo con las formaciones Fasur Quartet (swing y smooth jazz), Steely Fan (tributo sobre los míticos Steely Dan, junto con el bajista Jose Carlos Cejudo, entre otros) o Gran Canaria Big Band (ejecutando algún homenaje a Frank Sinatra).Fasur traspasa la Puerta del Destino y allí aguardan sus tres compañeros, fundadores del grupo i-Land. Esta vez, el ecléctico vocalista torna a dar un inconformista giro cadencioso y, nuevamente, se ha unido a Leonel, Fernando y Federico para intentar llegar ahora hasta nuevas islas metálicas de hard-rock; tal vez más allá del Atlántico Este. ¿Descubrirán allí otro archipiélago de melómanos que les veneren?




El mañana es impenetrable y, de momento, los cuatro tocan hoy en la mencionada modesta lonja pero allí, no hay ahora ni medios de comunicación, ni público canario, ni siquiera familiares. Allí solo hay  cuatro asistentes: las paredes del recinto les observan atentas, mudas y serias.

Así que, es en esta trinchera donde estos intérpretes experimentarán excelsos y elevados momentos musicales de los que nadie, salvo ellos, sabrá nunca. En esa soledad acompasada es donde se forja un grupo, verdaderamente. Es aquí  donde desafían sus propias energías para poder sacar una canción adelante: es como si contemplaran el Roque Nublo desde abajo. FASUR  RODRIGUEZ es extensamente metódico/exigente y hoy se enfurece porque no logra escalar hasta el registro vocal deseado. El virtuoso guitarrista argentino LEONEL ZANELLO duda, un momento, que riff ha de trepar por su mástil. FERNANDO SINTU suda sangre enfrentado a su bajo de cinco cuerdas porque hoy las notas son testarudas. FEDERICO FABELO acusa el cansancio en lucha contra sus baquetas y platillos.



Finalmente, tras treinta ensayos de minería en clave de Re, el combo logra conquistar y domesticar un rock más valioso que las propias dunas de la playa de Maspalomas. Al mismo tiempo, el impetuoso mar de Canarias jamás frena a la hora de componer sus propias canciones en forma de  oleaje: la banda i-Land imita esa fuerza natural y tampoco se detiene nunca. Fasur, Leonel, Fernando y Federico siempre buscando como hacerle confesar acordes a las rocas más resistentes, a base de insistir sempiternamente con su personal marea armoniosa.


Txus Iglesias  

                                                                                    

****Los fans de i-Land que queráis comentar este artículo, podeis entrar en el Facebook de i-Land. Os dejo enlace del mismo:
www.facebook.com/iLAND.band
  Nos veremos allí junto con la banda. Gracias y un saludo.

Dejo por aquí unos enlaces de tres fantásticas y potentes canciones rock de
i-Land, compuestas por ellos mismos y resultado de su enorme trabajo:

(la misma "Muppet Show"en directo en The Paper Club)

2) BAD DOGS (en directo en The Paper Club)
i-Land preparando la batalla rockera en la prueba de sonido.
(Buena Suerte en vuestra andadura, fenómenos)
Firmado: Txus

A) También añado REPORTAJE SOBRE i-Land previo al concierto en el Paper Club. Os dejo enlace:

B) Si quereis suscribiros al CANAL de i-Land en YOU TUBE, desde este link podeis hacerlo:

C) CONCIERTO DE i-Land en el recinto NYC TAXI.

5 comentarios:

Orlando dijo...

BMuy buena crónica Txus ¿o prefieres Jack? , muy buena crónica.

Txus Iglesias dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Orlando :) Llámame Txus o si quieres también Jack McCann que es un alias que me puse que tiene que ver con la música. Saludos :)

orlando dijo...

Grácias a
tí,
Txus/Jack
¿vives aquí o en la peninsula? .

Txus Iglesias dijo...

Que tal Orlando?
Vivo en la península.
Gracias por el enlace de la cantante. La chica hace muy muy buen rock and roll. Tiene mucho talento, sin duda. Saludos. Txus

orlando dijo...

De nada Txus/Jack , si, ella lo vale.